Salvemos Monteferro
Nova 145


FARO DE VIGO
30/06/2006 | N. P./M.F. | VIGO


VAL MIÑOR

LA FISCALÍA ALEGA LA OPOSICIÓN DE LOS TÉCNICOS MUNICIPALES A LAS AUTORIZACIONES DE OBRA


El fiscal acusa al alcalde de Gondomar de una supuesta concesión ilegal de 300 licencias


La querella se refiere a los permisos de construcción expedidos en el último año con el PXOM anulado.


Carlos Silva, alcalde de Gondomar, en el centro, y Gómez Garrido, concejal de Urbanismo, a la derecha.

La Fiscalía de Vigo ha presentado una querella en los juzgados contra el alcalde de Gondomar, Carlos Silva, por la supuesta concesión ilegal de trescientas licencias. La denuncia se refiere a los permisos de obra otorgados por el departamento de Urbanismo desde enero de 2005 hasta febrero de 2006, bajo el marco de un Plan Xeral de Ordenación Municipal anulado por una sentencia del Tribunal Supremo, ratificada por dos autos del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

El ministerio público concluyó así su investigación respecto a una denuncia presentada por el grupo municipal del BNG en el mes de marzo. Durante las diligencias, el fiscal solicitó documentación al Concello de Gondomar e incluso llamó a declarar al propio Carlos Silva, que acudió a los juzgados de Vigo al menos en una ocasión, el día 22 de mayo.

La querella se fundamenta en la expedición de licencias urbanísticas con informes negativos de la secretaria y del arquitecto municipales, que alegaban la imposibilidad de otorgar permisos al encontrarse el PXOM anulado por el Tribunal Supremo. No obstante, el gobierno municipal gondomareño encargó informes externos al concello a dos despachos de abogados para respaldar las autorizaciones de obra.

Silva acudirá a los juzgados para dar explicaciones sobre el conflicto urbanístico de Gondomar y sobre las supuestas discriminaciones que apuntaba la denuncia de los nacionalistas. Su portavoz, Antonio Araúxo, aseguraba en el escrito presentado a la Fiscalía que "algunhas licencias tramítanse en poucos días, mentres que outras gárdanse en caixóns ó longo de meses; uns veciños poden edificar ducias de pisos no centro da vila e outros son multados con 6.000 euros por construir un garaxe a carón da casa".

Enfrentamiento con la Xunta

Esta es la primera vez que el fiscal actúa en Gondomar, pero no la única en que los asuntos urbanísticos del municipio son trasladados al ministerio público. La Dirección Xeral de Urbanismo, dependiente de la Consellería de Política Territorial, hizo llegar a la Fiscalía las trescientas autorizaciones de obra un mes después de que lo hiciese el grupo municipal del BNG.

El departamento de la Xunta advirtió en varias ocasiones al alcalde de que anulase las mencionadas licencias al considerarlas irregulares. Pero el gobierno municipal se negó a hacerlo por considerar que el PXOM continuaba en vigor al alcanzar un acuerdo plenario para modificarlo. Así, la Dirección Xeral de Urbanismo dio parte a la Fiscalía.

El enfrentamiento entre el gobierno municipal de Gondomar y la Consellería de Política Territorial llegó hasta este punto ante el caso omiso de los populares gondomareños a las indicaciones del director xeral de Urbanismo y la delegada provincial de la consellería. Todos ellos habían llegado a un acuerdo para solucionar la crisis urbanística con la redacción de un nuevo PXOM que sustituyese al anulado. El gobierno local se comprometía a presentar el nuevo documento a finales de abril y la Xunta, a agilizar los informes.

El nuevo plan podría dar cobertura a las licencias presuntamente irregulares. Pero han pasado dos meses y el alcalde todavía no ha presentado el documento urbanístico.




Atrás
Nova Anterior Índice dos Recortes Nova Seguinte