Acceso directo á nova.
Salvemos Monteferro
Nova 989



GALICIA

14/10/2008 | Anna Flotats | SANTIAGO


El Gobierno tramita proyectos de minicentrales con informes desfavorables de la Xunta


Once días después de que PSdeG, Bloque y PP aprobaran por unanimidad una proposición no de ley que insta a la Xunta a pedir al Gobierno central la paralización de las concesiones de aprovechamientos hidroeléctricos en la cuenca Miño-Sil, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero ha reconocido que está tramitando seis licencias para 15 embalses.

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino respondió así a una pregunta del senador del BNG Xosé Manuel Pérez Bouza, quien considera un "auténtico despropósito" que el departamento que dirige Elena Espinosa "no paralice estos proyectos" de gran "impacto medioambiental y paisajístico" que suman una potencia instalada de más de 1.500 megavatios.

El Gobierno central está tramitando dos de los permisos en el río Sil a pesar de los informes desfavorables de la Consellería de Industria. Uno de ellos lo solicita la empresa Ciener, SL, que pretende instalar 25 megavatios en el Salto da Moura, perteneciente al ayuntamiento orensano de Nogueira de Ramuín. Aunque el Gobierno afirma que la solicitud está pendiente del informe de la comunidad, el BNG asegura que la consellería emitió una "declaración desfavorable contra ese proyecto el 11 de diciembre de 2007". Lo mismo sucede con la solicitud de modificación del embalse de Santo Estevo, también en Nogueira. Medio Ambiente formuló en mayo un informe favorable para que Iberdrola instale 190 megavatios obviando la declaración negativa que emitió la consellería a finales del año pasado. También están pendientes de tramitar tres solicitudes para construir saltos en el río Sil a su paso por Barco do Valdeorras, y cuatro en el río Miño.

Cañones del Sil

El proyecto más agresivo, según el BNG, es el que permitirá horadar los cañones del Sil y turbinar el agua sobrante de su minicentral de Santo Estevo. La solicitud de Iberdrola cuenta con el informe de impacto ambiental negativo de la Consellería de Medio Ambiente, que ha tenido en cuenta que los cañones del Sil se encuentran en zona declarada LIC (Lugar de Interés Comunitario) y pertenecen a la Rede Natura 2000.

Aunque el Ministerio contempla que "en los espacios naturales protegidos que disponen de un plan de gestión" es esa normativa la que debe aplicarse a las actuaciones que se realicen en su interior, la Xunta no puede hacer más porque "a la dirección general de Calidade e Avaliación Ambiental no le consta que el LIC Canón do Sil disponga de un plan de gestión", afirma Pérez Bouza.

Para evitar que "la planificación energética de Galicia no se vea interferida por la Administración central", el BNG pide que la Xunta asuma "plenas competencias" en materia de concesiones hidroeléctricas.




Atrás
Nova Anterior Índice dos Recortes Nova Seguinte