Acceso directo á nova.
Salvemos Monteferro
Nova 956



GALICIA

17/09/2008 | Adriana Vila | VIGO


La entrega de centenares de alegaciones a "Vigo Íntegra" colapsa el registro de la Xunta


El portavoz de la plataforma A Ría non se vende aseguró que la autovía que proyectada "promueve la fragmentación del territorio y destruye el patrimonio cultural, arqueológico y cultural"


Algunos afectados por el Proyecto PO-325 presentan sus alegaciones en el registro de la Xunta. J. de Arcos

El registro de la Xunta se vio ayer colapsado por las alegaciones presentadas por una veintena de colectivos de afectados al Plan Vigo Íntegra, que rechazan "absolutamente". Representantes de veinticinco asociaciones se presentaron con más de 800 alegaciones al proyecto en estas dependencias.

Los colectivos congregados en "A Ría non se vende", con otras asociaciones de Vigo y su entorno, adjuntaron ayer unas 200, aunque durante el período abierto para la causa ya formalizaron lo que su portavoz cifró en miles de alegaciones, para protestar contra un "modelo obsoleto de transporte y movilidad". El portavoz de la plataforma, Xosé Reigoso, aseguró que la autovía que proyecta el Vigo Íntegra "promueve la fragmentación del territorio y destruye el patrimonio cultural, arqueológico y cultural" del entorno. Además, criticó, "su objetivo es generar una alternativa al transporte privado y de mercancías por carretera y fomentar el transporte colectivo cuando no es así en absoluto".

De igual modo, la plataforma de afectados por el proyecto PO-325 presentaba minutos antes más de 600 alegaciones contra el carril bici que se traza en el Plan. Éstas se centran en la "peligrosidad" del carril, "que se planifica en una calle urbana de 16 km con viviendas a ambos lados", denunció el portavoz del colectivo, Miguel Ángel López, al explicar que el trazado que va desde Vigo hasta Ramallosa afectará a 791 fincas.




Atrás
Nova Anterior Índice dos Recortes Nova Seguinte