Acceso directo á nova.
Salvemos Monteferro
Nova 937



VAL MIÑOR

06/09/2008 | D.L. | VAL MIÑOR


La Mancomunidad solicita a la Xunta la revisión del plan viario


La comarca defiende el estudio de alternativas por técnicos de Política Territorial y municipales


El pleno de la Mancomunidad de Municipios del Val Miñor, compuesta por Baiona, Gondomar y Nigrán acordó ayer solicitar a la Consellería de Política Territorial la revisión del plan sectorial Vigo Integra, de gran repercusión en la comarca, sobre todo, en la villa condal, donde está prevista la construcción de una vía de alta capacidad a Tomiño y una circunvalación entre Gondomar y Vilaza, que fragmentará varias parroquias. Por ello, la Mancomunidad quiso mostrar su solidaridad con este municipio.

Aunque durante el debate se planteó la posibilidad de pedir la anulación total del proyecto viario, finalmente fue aprobaba por todos los grupos una propuesta de Jesús Vázquez Almuiña, presidente del organismo supramunicipal, para solicitar a la conselleira, María José Caride, una reunión en la que intervengan técnicos de su departamento y de los municipios afectados "para buscar alternativas que satisfagan a todos". Nuevamente, el Val Miñor reclama que se agilicen los trámites para ejecutar los accesos a la AG-57, que permita la intercomunicación entre las tres localidades, así como liberar el peaje de la misma.

Por otra parte, las agrupaciones políticas de Baiona, Gondomar y Nigrán decidieron destinar 16.000 euros para dotar de medios y equipamientos a los agentes del Grumir del Val Miñor como pueda ser ropa, herramientas y cualquier otro tipo de medios que utilizan para desempeñar su trabajo. En este sentido, la Mancomunidad destacó que las peticiones en materia económica de los miembros del Grumir siempre persiguen mejorar el servicio que prestan al Val Miñor, dejando a un lado sus propios sueldos.

Precisamente, el pleno, celebrado en Baiona, instó a la Xunta a que dotase de estabilidad a los 15 miembros del Grumir, ya que doce de ellos operan con contratos a 9 meses y los restantes de 12 meses. La Mancomunidad consideró también oportuno solicitar de la Consellería de Sanidade la creación de una unidad especial de atención a grandes lesionados medulares en el próximo hospital que se construirá en el sur de la provincia de Pontevedra. "La propuesta se justifica dada la importancia que tienen recibir atención médica durante los primeros 15 minutos después de producirse la lesión", explicó Almuiña. Las peticiones de los municipios miñoranos al gobierno autonómico no finalizaron aquí. De hecho, la Mancomunidad acordó de forma unánime pedir a la Vicepresidencia de Igualdade e Benestar un punto de encuentro familiar para el Val Miñor. Esta propuesta, realizada por el alcalde de Gondomar, Antonio Araúxo, radica en la necesidad de la comarca de contar con un lugar en el que los niños puedan estar con sus padres, aunque estos estén separados, incluso mediante orden de alejamiento, bajo supervisión de especialistas.




Atrás
Nova Anterior Índice dos Recortes Nova Seguinte