Acceso directo á nova.
Salvemos Monteferro
Nova 912


GALICIA

12/08/2008 | A. Méndez | VIGO


El Concello ordena el cierre de unas 30 tuberías que vierten sin control al Lagares


La inspección de Medio Ambiente en el cauce del río detectó 160 canalizaciones, pero sólo se van a cerrar las que depositan "residuos o fecales"


Los vertidos contaminantes se ceban con el río Lagares y el Concello no está dispuesto a tolerarlo. Ahora cree necesario adoptar medidas más drásticas para intentar erradicarlos que las meras sanciones económicas que contempla la normativa autonómica. El alcalde de Vigo, Abel Caballero, reveló ayer que el gobierno local ha pedido a Augas de Galicia (dependiente de la Xunta) que clausure las canalizaciones "procedentes de fábricas e industrias de la zona que desembocan directamente en el río" sin tratamiento previo.

El pasado mes de enero, la Concejalía de Medio Ambiente puso en marcha una inspección del cauce que permitió localizar un total de 160 tuberías, muchas de ellas inactivas, otras destinadas en exclusiva a aguas pluviales y alrededor de 30 y 40 "sospechosas". Serán éstas, las que "en algún momento han vertido residuos o inclusive aguas fecales", las que se ordenará clausurar, explicaba la concejala María Jesús Lago.

"Pedimos a Aguas de Galicia que las clausure, que las tuberías sean tapadas y se cementen. Es algo que no se puede hacer desde el ámbito municipal y le estamos reiterando a la empresa -que depende de la Consellería de Medio Ambiente- para que efectivamente proceda a tapar las salidas sospechosas, para que no puedan ser utilizadas ni por accidente". Así de tajante se mostró Caballero durante una visita a la playa de O Vao en compañía de Lago, tres días después del último vertido detectado en el maltrecho cauce del Lagares, el viernes en Castrelos.

El regidor vigués explicó que los residuos detectados hasta ahora nunca han sido contaminantes, pero explicó que se adoptó esta decisión para "prevenir" antes de que los técnicos municipales tengan que enfrentarse a situaciones más complicadas. Añadió que se intentará proceder al cierre de las tuberías "en el menor tiempo posible" y adelantó que "se sancionará inmediatamente" a quienes intenten romper los precintos oficiales.

Sólo en los últimos diez días, la edil de Medio Ambiente explicaba ayer que "se localizaron cinco canalizaciones que podrían ser susceptibles de cierre y ya se ha informado a la empresa", aunque todavía no sellaron ninguna. Las brigadas han constatado que algunas proceden de núcleos de viviendas y otras de industrias, pero continúan elaborando un informe más completo porque tienen algunas sin localizar su origen y sus posibles autores.

Es el caso del vertido blanquecino detectado el pasado viernes y cuyo foco de procedencia se sitúa entre Navia y A Florida. Lago señalaba ayer que "los operarios llevan tres días en la zona y todavía no localizaron el lugar exacto de origen, pero he dado orden de que no se muevan hasta encontrar una explicación".

Desde el gobierno local reconocen la dificultad de encontrar en ocasiones a los responsables de los vertidos y explican que "a veces se tarda meses es dar con el foco", lo que dificulta la adopción de medidas sancionadoras.

Sin aviso previo

Eso sí, empresas y viviendas que incumplan la normativa podrían encontrarse en el plazo de unos meses con sus sistemas de desagüe inutilizados sin aviso previo, ya que el Concello reiteró ayer de "clausurar todos los focos que viertan agua sin depurar".

La drástica medida afectaría a viviendas particulares y también a las 11 factorías y un polígono en Ricardo Mella que se demostró en las inspecciones del mes de enero que vierten directamente al Lagares y carecen de sistemas de depuración propios que les exige la legislación vigente.

También el aeropuerto de Peinador podría verse afectado, pues en esos mismos controles practicados por Medio Ambiente se detectaron deficiencias en su sistema de depuración




Atrás
Nova Anterior Índice dor Recortes Nova Seguinte