Acceso directo á nova.
Salvemos Monteferro
Nova 818



GALICIA

06/05/2008 | Julio Pérez | VIGO


La eólica genera ya la electricidad que consume toda Pontevedra en año y medio


Los temporales dispararon la energía del viento en Galicia hasta los 6 millones de megavatios en 2007, un 10% más


A la energía eólica le sientan muy bien los cada vez más frecuentes temporales de viento que azotan la comunidad. Fenómenos extremos que, mientras no traigan velocidades por encima de los 100 kilómetros por hora -a esa fuerza, los aerogeneradores dejan de funcionar-, permiten que la producción de los molinillos se dispare. El balance de los parques gallegos durante el pasado año es el mejor ejemplo. La generación se disparó, más de un 10%, uno de los mejores incrementos de los últimos ejercicios pese a que el de 2007 no se caracterizó, precisamente, por un aumento demasiado elevado de la potencia instalada. La eólica en Galicia superó por primera vez en su historia los 6 millones de megavatios (MW), el equivalente al consumo de toda la provincia de Pontevedra, tanto entre hogares como la industria, en año y medio.

La producción de la eólica gallega, con 2.621 MW instalados por entonces, alcanzó, concretamente, los 6,48 millones de MW, según los datos almacenados en el Sistema Informático de Captación e Procesamento de Datos Enerxéticos (Sicapde) del Instituto Enerxético Galego. Más de 600.0000 que en 2006, cuando los aerogeneradores de la comunidad vertieron a la red eléctrica española 5,863 millones de MW. Al cierre del año, la cuota eólica gallega había alcanzado los 3.018,95 MW repartidos en 128 parques en funcionamiento, 18 más -con una potencia total de casi 400 MW- de los que había al comienzo del ejercicio. En la balanza de la generación eléctrica en gallega, la energía derivada del viento consolidó su posición como una de las principales fuentes, con alrededor del 20% de toda la producción.

Detrás de la evolución de la capacidad de la eólica gallega para generar energía -rondaría, según las estadísticas de la Xunta, el 34% del consumo total de electricidad en Galicia; le daría de sobra para cubrir el abastecimiento doméstico, que en 2005 alcanzó los 4 millones de MW; y se quedaría a 1,6 millones de cubrir la demanda de hogares y empresas en A Coruña, la provincia con mayor consumo- está la buena calidad del viento en la comunidad. Una zona privilegiada, según los expertos, a lo que se une ahora la frecuencia de las jornadas de fuertes rachas.

Miren, si no, el gráfico que acompaña esta información. La diferencia en la generación eólica en Galicia en los meses de febrero y marzo. El primero de ellos, con una serie de anticiclones, temperaturas altas y vientos discretos, mantuvo la producción de los aerogeneradores desde la segunda semana en mínimos, salvo en un día, el 26, que se superaron los 1.200 MW. En abril, en cambio, las masas de aire frío, alimentadas por vientos de componente norte, llevaron al sector a puntas de 2.500 MW en semanas sucesivas. De hecho, en toda España, la eólica marcó dos récord de producción histórica. Los días 17 (10.058 MW) y 18 (10.880 MW), cuando el viento llegó a cubrir el 30% de todo el consumo eléctrico en el país.



El más que previsible batacazo de la producción hidráulica


El viento es la cara del balance energético gallego de 2007, que todavía no se ha hecho público. El agua será, sin duda, la cruz. Aún si los datos oficiales, todo apunta a que la producción hidráulica dejará uno de sus peores registros víctima de un año muy, muy seco, en el que en Galicia se llegó a activar la alerta por la ausencia de precipitaciones. La curva del Instituto Enerxético Galego con la ocupación de los encoros que cuentan con centrales hidráulicas es realmente llamativa. Desde el mes de marzo, donde se rondaba cerca del 90%, la situación cayó en picado, y rozando el 40%, en diciembre. Entre las grandes centrales y la minihidráulica, en Galicia en 2006 se había generado casi 8 millones de MW.




Atrás
Nova Anterior Índice dor Recortes Nova Seguinte