Acceso directo á nova.
Salvemos Monteferro
Nova 810


La Voz de Galicia

GALICIA


La nueva depuradora de Vigo no cabe en la parcela que reservó el Concello

26/04/2008 | Carlos Pinzón


Los técnicos estudian sistemas subterráneos y en altura para lograr encajar la macroplanta donde está la actual


El proyecto de la futura macrodepuradora de Vigo, la infraestructura presupuestada en 180 millones de euros y con la que se pretende poner coto a la contaminación de la ría, se enfrenta a un grave contratiempo al evidenciarse que la parcela reservada por el Ayuntamiento para la planta no es suficiente.

Así lo estiman técnicos de las Administraciones implicadas en el proyecto (Ministerio y Consellería de Medio Ambiente, Confederación Hidrográfica y Concello de Vigo) tras realizar diversos estudios sobre las condiciones del terreno, las limitaciones ambientales que implica su ubicación junto al mar, su proximidad a viviendas y los aspectos legales y de seguridad que afectan a este tipo de instalaciones.

Dos informes, uno realizado por el secretario general del Concello vigués y un borrador entregado en mano al alcalde de la ciudad esta misma semana por la sociedad pública de la Confederación Hidrográfica encargada del proyecto, apuntan a la más que posible dificultad de encaje de la macrodepuradora en la parcela sobre la que se asienta la actual planta de tratamiento de aguas residuales que se pretende sustituir, debido a sus múltiples deficiencias. Esta fue inaugurada a finales de 1997 y con un coste de más de 3.000 millones de pesetas de entonces.

El informe del alto funcionario municipal encargado por Abel Caballero, que ya es conocido en el Ayuntamiento oficiosamente por los grupos municipales de la corporación, indica en una de sus conclusiones que es necesario aclarar la situación jurídica de una parte de la parcela actual, que resulta ser de dominio público marítimo-terrestre, ante el supuesto de que no sean suficientes los terrenos de propiedad privada que el Plan Xeral reserva para para la construcción de la nueva depuradora. El borrador del estudio encargado para determinar las alternativas y el anteproyecto de la estación manifiesta las mismas reservas respecto a la idoneidad de las dimensiones de la parcela elegida.

Sobre terrenos costeros

«La propuesta que hoy por hoy se está estudiando se sale de los límites de la parcela marcada para la depuradora», reconoce un técnico encargado de seguir el proyecto.

Dado que un tercio de la actual depuradora ya se asienta de manera irregular sobre terrenos públicos de la franja costera, y que ahora hay que liberar obligatoriamente; que toda la infraestructura debe retirarse hasta 20 metros de la línea de ribera del mar que se adentra desde la playa de Samil en la desembocadura del Lagares, y que incluso en las marismas que lindan con la depuradora se encuentran unas salinas del siglo XVIII calificadas como las más importantes de toda la ría de Vigo, las posibilidades de encaje de la depuradora son realmente complicadas, según los análisis técnicos recogidos por este periódico.

Aunque serán las Administraciones implicadas las que tengan que decidir una solución para levantar una depuradora que debería estar en funcionamiento en el 2011, fuentes municipales admiten que están tratando de conseguir nuevos terrenos de las viviendas colindantes a la planta actual (ocupadas por familias contrarias al proyecto), para contar con más espacio para la ampliación. Según ha sabido La Voz, políticos y técnicos implicados en el proyecto han encargado el estudio de alternativas diferentes a las previstas inicialmente para la planta, utilizando técnicas de decantación poco habituales, pero que requieren de menos espacio, e incluso la combinación de ciclos subterráneos con otros en altura para no tener que buscar otra ubicación.



Una amenaza al Plan Xeral y al perdón de Bruselas

Los reparos técnicos a la superficie reservada por el Concello de Vigo para la nueva depuradora han generado inquietud por el posible retraso en la puesta en funcionamiento de la planta y por las implicaciones que dicho escollo podría acarrear al Plan Xeral. El PP, que ha iniciado ya un análisis sobre el nuevo conflicto en el que se podría ver envuelta la depuradora, estima que si esta no se puede hacer donde marca el Plan, o la zona necesita de un nuevo desarrollo urbanístico, todo el PXOM podría irse al traste. En el reciente visto bueno de la Consellería de Medio Ambiente al Plan Xeral no se hizo objeción alguna a la reserva de terreno de la depuradora, que el departamento autonómico pagará junto al Ministerio de la misma área, el Concello y la Unión Europea.

La fecha del 2011, comprometida por la Xunta para la puesta en funcionamiento de la depuradora y aceptada por los comisarios europeos como condición para retirar la multa de más de 20 millones de euros que pendía sobre España por la contaminación de la ría, podría verse retrasada también mientras se buscan soluciones para tratar de encajar la planta en la parcela reservada.

Un historia iniciada en 1988

Hace veinte años el Ayuntamiento de Vigo inició los trámites de expropiación de los terrenos donde se ubica la actual depuradora y se asentará la nueva. De los 168.283 euros en los que se tasó la compra de los terrenos, se pasó a gastar al final 4,5 millones de euros, que ahora se consideran justificados por los técnicos municipales. Pero lo que sí es cierto es que de los 132.736 metros cuadrados asumidos para el complejo, 61.440 son de dominio público marítimo-terrestre y por ello intocables. Solo dos de los 59 vendedores de parcelas acreditaron las escrituras de pertenencia de las fincas, y por último, la concesionaria del servicio del agua cobra a los vigueses todos los meses desde el año 2000 hasta el 2016 una cuota para ingresar un 11% de beneficio industrial por las operaciones realizadas en torno a las adquisición de los terrenos.




Atrás
Nova Anterior Índice dor Recortes Nova Seguinte