Acceso directo á nova.
Salvemos Monteferro
Nova 712


La Voz de Galicia

GALICIA


Xunta y Diputación pactan un plan conjunto para recuperar Dombate

07/02/2008 | Cristina Viu


El acuerdo incluye acciones urgentes para proteger el yacimiento y modificaciones en el diseño del edificio

Representantes de los dos organismos se reunieron ayer en Santiago para desbloquear el proyecto.



| j. m. casal

El director xeral de Patrimonio, Felipe Arias, y el jefe de gabinete del presidente de la Diputación, Gonzalo Prego, consiguieron desbloquear ayer, en un encuentro celebrado en Santiago, el proyecto de recuperación del dolmen de Dombate, un asunto que no ha podido resolverse en los últimos 20 años y que ahora ya tiene fecha.

En una nota conjunta, la Xunta y la Diputación aseguran que las acciones que ayer se pactaron se desarrollarán a lo largo de este año, «aínda que o remate da construción, en función do proxecto executivo que se decida, podería ter lugar no 2009».

Solo unas horas antes, todas las partes implicadas en el conflicto hablaban de paralización. El propio presidente de la corporación provincial, Salvador Fernández Moreda, señaló poco antes del encuentro que «lo último que podemos hacer es enterrar el dolmen, pero hay gente que quiere eso y boicotea el proyecto».

La acción de ese sector, que el arqueólogo Joan Santacana definió como «inmovilista», parece haber perdido fuerza y las numerosas objeciones que Patrimonio ponía a los planos del diseño que ganó el concurso de ideas convocado en el 2004 se han quedado solo en tres. En la nota se asegura que los técnicos reducirán la altura del edificio en dos o tres metros y que se construirá un edificio anexo para albergar los aseos y la climatización.

En este campo, las modificaciones solicitadas por Cultura han sido bien acogidas tanto por la Diputación como por Joan Santacana, que ayer definió las propuestas como «absolutamente lógicas». El director del Museo Arqueológico de A Coruña, José María Bello, fue uno de los asistentes al encuentro. Explicó que era la primera vez que salía con ánimo optimista de un encuentro relativo al yacimiento. Al margen del acuerdo para realizar modificaciones en el proyecto de ejecución del edificio, el principal motivo del encuentro era agilizar la realización de una serie de acciones de conservación que quedaron paralizadas por la falta de resolución del proyecto. Entre las acciones que se llevarán a cabo destacan las relativas a la consolidación de las pinturas rupestres, que no se tocan desde 1992. También hay que seguir las excavaciones y limpiar de vegetación el yacimiento.



La climatización de los 10.000 metros cúbicos del recinto es el asunto más controvertido

Uno de los asuntos que centraron la reunión fueron las diferencias que la Xunta encontró entre el diseño realizado por Joan Santacana, que ganó el concurso de ideas, y el proyecto elaborado por Playmedia, la empresa que materializó la propuesta.

Dos volúmenes que no estaban en el dibujo constituyen uno de los principales problemas. La cuestión es que para climatizar los 10.000 metro cúbicos que tendrá la construcción es necesaria una maquinaria enorme. En el encuentro de ayer, se plantearon por primera vez soluciones, que se estudiarán en próximos encuentros. Entre otras, un sistema de planchas que eviten el calor, la utilización de corrientes de aire inducido y otras posibilidades.

También se verán soluciones de ingeniería para reducir una cubierta plana que ahora tiene tres metros de grosor y que podría quedar en poco más de uno. Sin embargo, se mantiene el acceso cenital. Así los visitantes entrarán por la parte alta, verán el megalito desde arriba e irán descendiendo hasta quedar a la altura del yacimiento. Para ello, la construcción deberá tener entre siete y ocho metros de altura. Otra cuestión es la de los aseos. La Xunta ya no pretende que la Diputación renuncie a ellos o que se trasladen a un hipotético centro de interpretación del Parque Arqueolóxico do Megalitismo que estaría próximo, como se propuso en el escrito que Patrimonio envió a la Diputación en marzo del 2007. Ahora se habla de que los lavabos quedarán en el recinto, pero en un área apartada.

Los cambios propuestos fueron bien aceptados por Joan Santacana, que se avino a colaborar para realizar las modificaciones que sean necesarias.



Moreda a Cultura: «Digan qué hay que hacer para conservarlo y nosotros lo pagamos»

El encuentro que tuvo lugar ayer en Santiago fue distinto. El principal cambio respecto a los anteriores es que no se limitó a una discusión entre técnicos. Fue el presidente de la Diputación el que elevó a nivel político la reunión, quizá por la experiencia de asambleas entre arqueólogos y arquitectos que terminaron en fracaso.

En la reunión estuvo Felipe Arias, el director xeral de Patrimonio y, para representar a la Diputación, Moreda eligió a Gonzalo Prego. También invitó al alcalde de Cabana. Así, en el encuentro estuvieron los tres partidos mayoritarios con representación en Galicia. Asistieron todos los técnicos de Partrimonio, y de la Diputación acudieron el jefe del Servicio de Arquitectura, Fernando Cebrián, que realizó el primer plan director, y el arqueólogo que excavó el dolmen hace casi 20 años, José María Bello. La asamblea comenzó con una propuesta de Moreda: «Que digan por escrito qué hay que hacer para conservar lo que hay. Lo pagamos nosotros y ellos dirigen la obra si quieren. No sé qué más puedo hacer».



Este año se realizarán acciones para garantizar la protección del dolmen

La cámara en la que se encuentran las principales pinturas volvió a inundarse el domingo


A partir de la reunión de ayer, Xunta y Diputación se han puesto a trabajar para diseñar una serie de acciones que paren el deterioro que sufre el monumento. Las llamadas de atención sobre el estado del yacimiento han sido continuas en los últimos años, pero las actuaciones se han limitado a renovar la cubierta cuando su deterioro era muy evidente.

El domingo pasado, la cámara y el corredor, donde se encuentran pinturas rupestres con más de 5.000 años de antigüedad, volvieron a anegarse. De hecho, ayer mismo era más que evidente el daño que había causado el agua, ya que todavía podían verse manchas de humedad en la losa del fondo, sobre los diseños geográficos realizados con carbón vegetal y tierra rica en óxido de hierro, todo ello sobre una base de caolín amasado con agua y una grasa orgánica, que podría ser mantequilla de leche de vaca, aunque el origen todavía no está determinado.

La cámara se encuentra protegida solo por una especie de puerta de madera que tiene como finalidad impedir la entrada de personas y animales en una de las zonas más delicadas del yacimiento, pero no evita el agua de la lluvia, que accede a la zona por el fondo, por efecto de capilaridad. Todo ello hace que la humedad sea altísima en la zona. El hasta hace poco conservador de las pinturas, Fernando Carrera, señaló hace unos días que el deterioro de las pinturas no es inmediato, pero un vistazo no científico indica que no están como hace un par de años, cuando eran más visibles. Ello podría deberse a la suciedad, un daño que Carrera Ramírez sí reconoce que se está produciendo. El profesor de la escuela de restauración de Pontevedra tiene pendiente un proyecto de consolidación de las pinturas, un trabajo que no se realiza desde 1992.

Daños

También han sufrido daños las huellas del dolmen pequeño, que prácticamente han desaparecido por la falta de conservación. Esta situación hará cambiar el proyecto, ya que se pretendía la reconstrucción del megalito más antiguo.

En estos años sí se han realizado algunos trabajos. El presidente de la Diputación, Salvador Fernández Moreda, recordó que se han efectuado las labores que han sido autorizadas por la Xunta de Galicia. La de más envergadura es el traslado de la carretera. Esta mejora era fundamental para garantizar el buen estado del yacimiento, muy sensible a las vibraciones. De hecho, en estos años se llevaron a cabo estudios de consolidación para conocer como afectaba el tráfico al megalito. Además se construyó una zona de estacionamientos.

Ahora está pendiente la ampliación de las catas arqueológicas que se realizaron hace un año y que son fundamentales para poder realizar cualquier tipo de obras. También para conocer al alcance de las zanjas y los restos de la hoguera prehistórica hallados en la zona.

Todos estos restos se encuentran al aire, bajo un plástico negro, y vuelve a existir el temor de que haya daños irreparables, aunque los arqueólogos confían en que las labores se retomen en primavera. Eso retrasará las obras del edificio.




Atrás
Nova Anterior Índice dor Recortes Nova Seguinte