Salvemos Monteferro
Nova 650



GALICIA

14/11/2007 | A. Mauleón/S. Penelas | VIGO


El efecto ´Prestige´ diezma al cormorán


Un cormorán petroleado en Ons tras el hundimiento del Prestige. / r. grobas

La larga sombra del Prestige amenaza con extinguir al cormorán. La población de esta ave marina ha descendido en las costas gallegas hasta un 70% a causa de la marea negra y las posibilidades de que una cría sobreviva y llegue a la edad adulta son hoy la mitad que hace cinco años. Los datos pertenecen a diferentes estudios realizados por investigadores del área de Zoología de la Universidad de Vigo. "Prácticamente ya ha desaparecido el arao, que era la especie marina más abundante en Galicia en los años sesenta y se utilizaba para detectar los bancos de sardinas. No es tan imposible que suceda lo mismo con los cormoranes. Es imprescindible empezar a tomar medidas", advierte el biólogo Alberto Velando.

Las cifras no dejan lugar a dudas. Si antes de la marea negra se contabilizaban cerca de dos mil quinientas parejas en toda Galicia, más de la mitad de ellas concentradas en el Parque Nacional Islas Atlánticas, ahora se calculan alrededor de ochocientas.

Los expertos vigueses realizan controles periódicos de la población de cormoranes en la zona natural protegida desde antes de la catástrofe. "Aquí estaba la colonia más importante de todo el mundo, pero ahora ya no lo es", lamenta Velando.

Aun así, el parque continúa albergando la población más importante de las costas gallegas. En el archipiélago de Cíes viven hoy unas 360 parejas de esta especie, mientras que en Ons están censadas cuatrocientas. El resto de ejemplares se reparten por el litoral de la comunidad y otras localizaciones importantes, aunque de menor seguimiento, son las islas Sisargas, con 45 parejas, y cabo Vilán, con 59. Seguimiento anual.

Un equipo de cinco biólogos de la Universidad se desplaza cada año al parque nacional para realizar un seguimiento de la productividad, la alimentación, la población y la mortalidad. Sus datos aclaran las diferentes causas por las que la reproducción en Cíes y Ons se ha reducido en un 11% desde la crisis del Prestige.

Una de ellas es que la mortalidad fue mucho mayor entre las hembras debido a que se encontraban en el mar en el momento del vertido y estuvieron más expuestas a los hidrocarburos. Los machos permanecieron en tierra por lo que ahora no todos pueden formar parejas y, por tanto, se reduce la reproducción.

Otro de los problemas es que el fuel atacó al principal alimento de los cormoranes, la anguila de arena o bolo, que se encontraba en bancos muy grandes y abundantes en las islas y suponía entre el setenta y el cien por cien de su dieta.

"Al desaparecer el bolo, que sostenía a la población, las aves tienen que buscar otro alimento y se van a zonas de roca para coger pescados que se encuentran en cantidades reducidas, son más difíciles de capturar y menos energéticos, como las maragotas", explica Velando. El desplazamiento agota a los cormoranes de forma que se aparean con menor frecuencia y tienen pocas crías contribuyendo así a la caída del censo.

En la actualidad existen varios proyectos para conservar las aves del Parque Nacional Islas Atlánticas, uno de ellos diseñado desde el Gobierno, pero ninguno ha sido aprobado todavía. Por ello, el biólogo de la Universidad de Vigo urge a las administraciones para que agilicen trámites y eviten la desaparición del cormorán.




Atrás
Nova Anterior Índice dor Recortes Nova Seguinte