Salvemos Monteferro
Nova 567





GALICIA

23/08/2007 | I. BASCOY | SANTIAGO


Greenpeace atribuye a agricultores y ganaderos tres de cada cuatro incendios


Las quemas para regeneración de pastos y las quemas agrícolas ilegales son la causa de tres de cuatro incendios intencionados, denunciaba ayer Greenpeace, quien de este modo acusaba directamente a agricultores y ganaderos como culpables de la gran mayoría de los fuegos forestales.


F.V.

Esta asociación ecologista presentaba ayer el perfil del incendiario y señalaba con el dedo a los "agricultores irresponsables" y a los "ganaderos inconscientes" como responsables de la lacra que cada año arrasa miles de hectáreas de monte en España, y en especial en Galicia y otras comunidades del norte y el centro de la península.

El portavoz de Greenpeace, Miguel Ángel Soto, aseguraba ayer que no quieren demonizar a este sector de la población y justificaba su denuncia en base al análisis de los datos oficiales del Ministerio de Medio Ambiente entre 1996 y 2005.

A los agricultores irresponsables, Greenpeace los presenta como hombres que usan el fuego de forma frecuente para quemar rastrojos, restos de podas o malas hierbas o para ahuyentar roedores. "Hacen uso del fuego sin tomar precauciones ni tener en cuenta los riesgos y las condiciones de viento y temperatura", lamenta la organización ecologista, que sobre los ganaderos "inconscientes" comenta que son "hombres de edad avanzada que siguen practicando un método ancestral de detener el avance del matorral y de alimentar a su ganado, a partir de la regeneración del pasto y el matorral". "También usa el fuego para abrir acceso al ganado donde el matorral ha colonizado el monte", añade.

Al hacer el retrato robot de los autores de los incendios, Greenpeace también identifica como otros responsables al "asocial conflictivo", al "mal cazador", al pirómano, al imprudente, al "míster interesado", que es el que saca un beneficio económico del incendio, o al "señor importante", que desde su despacho y con su dejación de responsabilidades favorece la aparición del fuego.

Greenpeace propone en la lucha contra esta lacra el ingreso de los pirómanos en centros especializados en los meses de verano para frenar posibles tentaciones en la época de máximo riesgo y la reforma del Código Penal para que sean punibles todas las imprudencias y para que se pueda también sancionar a las empresas (ferroviarias, eléctricas o pirotécnicas, ....) que no adopten las precauciones debidas en limpieza de sus infraestructuras y así evitar los incendios.




Atrás
Nova Anterior Índice dor Recortes Nova Seguinte