Acceso directo á nova.
Salvemos Monteferro
Nova 3788


La Voz de Galicia

GALICIA


El Puerto abandona el paseo de Domaio a medio construir


23/02/2011 | J. Santos
| MOAÑA
   

El alcalde moañés dice que Corina Porro engañó al Concello y a los vecinos


La presidenta de la Autoridad Portuaria de Vigo, Corina Porro, envió al alcalde de Moaña una copia del escrito remitido a la Dirección General de Costas en el que informa de la decisión del organismo de ceder al Ministerio de Medio Ambiente el relleno de Domaio y entregarle el proyecto del paseo por si tiene intención de continuar la actuación iniciada siendo presidente Jesús Paz.

El alcalde moañés, el nacionalista Xosé Manuel Millán, mostró su disgusto por la decisión del Puerto. «É dunha caradura soberana estar entretendo e enganando aos veciños e ao Concello durante máis de ano e medio para desentenderse finalmente dunha actuación tan demandada», dice Millán.

La desafección de este espacio, previa a la cesión a Costas, requiere la aprobación del plan de usos portuarios. El trámite es lento, por lo que Domaio tendrá que esperar un tiempo indeterminado a ver concluido su paseo. En su escrito, Porro reconoce que es una zona utilizada para uso ciudadano «que actualmente está algo deteriorada».

La presidenta del Puerto afirma que el organismo está redactando el plan de usos, que contempla la desafección del relleno de Domaio. En el 2008, el antecesor de Corina Porro, Jesús Paz, aceptó la petición de los vecinos y del Concello y contrató un proyecto para acondicionar el relleno. Adjudicó la primera fase y prometió que una vez concluida iniciaría la segunda.

Fue la actual presidenta la que inauguró las obras en un acto en el que declaró su cariño por la parroquia de Domaio tras indicar que Costas debería colaborar para financiar la segunda fase del paseo, el tramo que separa el pantalán de A Tella del club de jubilados. Los vecinos concluyeron que se había comprometido a adjudicar las obras. El alcalde no lo vio tan claro. «Dixo cousas moi extrañas que cada un interpretou dunha maneira ou de outra», afirma Xosé Manuel Millán.

El coste de la primera fase rondó los 350.000 euros. El presupuesto de la segunda es similar. El regidor moañés anuncia que el Concello no va a abandonar la reclamación y no descarta que el propio ayuntamiento asuma la obra. Millán lamenta que la decisión del Puerto haya llevado la situación a «un punto morto».



Toneladas de tierra procedente de la autopista que cambiaron el aspecto de Moaña

La construcción de la autopista conllevó enormes movimientos de tierra. Los moañeses se la rifaron para rellenar su litoral. Se echaron miles de toneladas en Domaio, Samertolameu, A Xunqueira y el casco urbano, cambiando por completo la configuración de la costa del municipio.

En en centro se hizo un paseo. En A Xunqueira, se cubrió el humedal y se construyó un campo de fútbol y un espacio arbolado. Años después, el propio Concello entendió que había sido un error y pidió a Costas un proyecto de recuperación del arenal que se ejecutó, aunque parcialmente, hace un par de años.

En Samertolameu se sustituyó playa por jardines y se convirtió la isla en península. El Concello pide también e Costas la recuperación de la ensenada y pretende volver a convertir en isla lo que la tierra de la autopista configuró como península.

Propuesta desestimada

En Domaio apenas se realizaron actuaciones para acondicionar el relleno. La Xunta hizo un club de jubilados y la asociación A Tella, un puerto deportivo. Siendo presidente del Puerto Julio Pedrosa, se reformó la escollera, pero el organismo mantenía que no podía costear paseos, «Estiveron escusándose neso para non facelo», afirma el alcalde.

El Concello moañés elaboró un proyecto tras desestimar la propuesta del arquitecto Juan Rivas y se lo presentó a Jesús Paz, que aceptó financiarlo, aunque en dos fases. Las obras de la primera comenzaron a principios del 2009 y fueron inauguradas por su sucesora meses después.




Atrás
Nova Anterior Índice dos Recortes Nova Seguinte